Conocimiento compartido para la competitividad global de Balears

 

 
 
 
 
 

IMPULSA BALEARS participa en la ponencia de estudio sobre insularidad del Senado


La Fundación aporta un marco estratégico para integrar el hecho insular en la recuperación del equilibrio competitividad-prosperidad en el escenario post-COVID

 

PALMA · IMPULSA BALEARS ha participado en la Ponencia de estudio sobre la insularidad y la situación periférica de las ciudades de Ceuta y Melilla, llevada a cabo a lo largo del día de hoy por la Comisión de despoblación y reto demográfico del Senado. La aportación de la Fundación, realizada por nuestro director técnico, Antoni Riera, se ha apoyado en un análisis comparado del equilibrio competitividad-prosperidad de las 18 regiones insulares que forman parte de la UE-27, entre las que se encuentran Balears y Canarias.

Las principales conclusiones, basadas en la actualización del índice de competitividad global de IMPULSA BALEARS (i|ICG), que se publicará próximamente, confirman que todas las regiones insulares europeas revelan una puntuación competitiva inferior a la media de la UE-27. Una cuestión que explica que, en el ranking de competitividad, a excepción de la finlandesa Åland, las islas españolas, griegas, francesas y portuguesas, además de Malta y Chipre, se sitúen en los primeros quintiles de la distribución, que corresponden a tramos de competitividad ‘baja’ –como es el caso de Balears– o ‘muy baja’.

Paralelamente, los diferenciales negativos en renta per cápita se han ampliado durante las dos últimas décadas en 15 de las 18 regiones insulares europeas, entre las que se encuentran Balears y Canarias. En el caso del archipiélago balear, y a la luz de la erosión año tras año de su capacidad de generación de renta, se ha pasado de gozar de un nivel de renta ‘muy alto’ en 2001 –superior en un 22,9% a la media europea– a un nivel de renta ‘alto’ en 2019 –inferior en un 3% a la media europea–, cuestión que ha relegado las islas de la posición 48 a la 98 del ranking integrado por las 233 regiones de la UE-27.

Frente a estos resultados, Antoni Riera ha trasladado a los senadores la necesidad de «integrar y poner en valor el hecho insular en una visión-región compartida, como forma para revertir los desequilibrios competitivos acumulados a fecha de hoy». En Balears, la recuperación del equilibrio competitividad-prosperidad, cuya urgencia se ha visto acrecentada a raíz de la pandemia de la COVID-19, subraya Riera, «encuentra en el programa Next Generation EU una oportunidad única para movilizar la inversión, pública y privada, con una clara direccionalidad y potencial transformador que no podemos dejar escapar».

 

Accede a la i|noticia completa

Miércoles, 19 mayo 2021

 

Título
Título
Fecha
Fecha